"CRISTIANOS DE PASCUA"                         


Aleluya, Cristo resucitó… es la gran noticia de nuestra fe. Cristo no se quedó en la cruz. Aunque la fe de mucha gente está centrada en el Viernes Santo, debemos entender que la pasión, el Via Crucis no es un fin en sí mismo. Por eso, lo más importante en nuestra vida espiritual cristiana no es el Camino de la Cruz, sino descubrir que la Cruz es el Camino, pues Cristo mismo nos dice que Él es el Camino, la Verdad y la Vida, y es por eso su Cruz nos lleva a una vida nueva, pues Cristo ha resucitado, está vivo y nos ofrece una nueva vida. 

Y ¿qué quiere Dios de mí mismo(a), de mi familia, de mi cristianismo en esta nueva vida? 

Podemos tomar el ejemplo de algunos fieles que han sufrido una grave enfermedad, o han salido de un accidente, o peor aún, han sido secuestrados y regresan a su familia, y que, entonces nos preguntan:  Hemos vuelto a nacer, hemos resucitado, se nos da la oportunidad de volver a vivir… ¿qué nos estará pidiendo Dios? 

Simplemente la respuesta es que a ti y a todos se nos pide que seamos siempre fieles a nuestra vocación. Que tu SER y QUEHACER como esposo(a), padre/madre, hijo(a), hermano(a), amigo(a), trabajador(a), estudiante… cristiano(a) resucitado(a) sea vivir la gracia espiritual que Cristo te regala y ayudar a los demás a vivirla al máximo, porque somos cristianos, no de viernes santo, sino de Domingo de Pascua, Aleluya.

Felices pascuas de resurrección. Que la nueva vida de la gracia sea una realidad en cada uno de nosotros, para así llevar la buena noticia, la alegría de este domingo, centro de nuestra fe, a todos los que nos rodean.

Por ti y tu familia me uno en esta oración: Que Cristo te bendiga y la Virgen María, testigo privilegiado de la resurrección de su Hijo, te guíe siempre.


Padre José Antonio.